ÚLTIMA HORA: La Segunda Prohibición de Asilo de Trump Ha Sido Derrotada en la Corte

Washington, D.C. – El martes, el Juez Timothy Kelly de la Corte del Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia anuló la segunda prohibición de asilo del Presidente Trump, terminando una política restrictiva que habían virtualmente parado asilo a la frontera sureña durante el último año. La Coalición de Derechos de Inmigrantes en el Área del Capital (CAIR), Derechos Humanos Primero, El Centro Para Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes  (RAICES), y nueve individuales buscando asilo – representado por Hogan Lovells – presentaban la demanda victoriosa, la cual fue consolidada con un caso similar presentó por el Centro Tahirih de Justicia y varios otros individuo buscando asilo. La decisión del Juez Kelly se detiene inmediatamente la implementación de la política, que negó asilo a cualquier persona quien cruzó la frontera sureña sin primero pedir, en camino a los Estados Unidos, la protección de un tercero país.     

La Administración de Trump pronunció la regla invalidada, titulada “Elegibilidad para Asilo y Modificaciones Procedurales,” el 16 de julio de 2019. Los demandados presentaron la demanda el mismo día, acusando que la política sobrepasó la autoridad de la Administración bajo las leyes de asilo y no cumplió con los requisitos procedurales del Acta de Procedimiento Administrativo. En su decisión de 52 páginas, el Juez Kelly – quien fue nombrado a la Corte por el presidente Trump en 2017 – concluyó que la Administración de Trump, al expedir la regla, “ilegalmente prescindió” los requisitos de noticia y comentario. Además, anunció que su decisión entraría en vigor de forma inmediato, lo cual terminó la aplicación de una regla restrictiva que ha sido en vigor durante casi un año y impactado a miles de personas buscando asilo.  

La decisión del Juez Kelly tiene enorme significado para sinnúmero de personas buscando asilo quienes entraron a los Estados Unidos después de huir violencia y persecución letales de todo el mundo. Frecuentemente es imposible para individuos en camino a los Estados Unidos de buscar o obtener asilo en otros países debido a problemas de seguridad y deficiencias en los sistemas de asilo en aquellos países. Por lo tanto la regla de asilo funcionó como una virtual prohibición de asilo en la frontera sureña, sin importar el mérito de la solicitud de asilo. Varios miles de personas quienes entraron al país mientras que ese regla estaba en vigor ahora tendrán por primera vez la oportunidad de tener su solicitud de asilo adjudicado.    

“La corte determinó lo que todos nosotros supimos desde que se creó este regla – que es ilegal, viola todo lo que este país representa, y debe estar rechazado. La acción decisiva de la corte es una victoria para todos que buscan asilo y los que protejan los derechos humanos en todas partes,” dijo Manoj Govindaiah, director de litigación en Raices.

“Al revocar este regla, el Juez Kelly reafirmó dos principios fundamentales. La protección de las personas buscando asilo quienes están huyendo por seguridad está entrelazado con nuestros valores nacionales y que los Estados Unidos es un país donde no se puede echar a un lado el estado de derecho por capricho político. Para muchos de los individuos con quienes luchamos juntos, este decisión quita un obstáculo injusto a seguridad,” dijo Claudia Cubas, director de litigación en la Coalición CAIR.

“La decisión del Juez Kelly es una prueba de que la administración no puede saltar la ley,” dijo Hardy Vieux, vicepresidente senior en Derechos Humanos Primero.  “En los Estados Unidos de América, seguimos el estado de derecho, incluso cuando beneficia a las personas buscando asilo quienes este administración han demonizado. No seguimos la regla de un hombre caprichoso, un hombre que trata la ley como algo para pisotear en camino a un oportunidad para hacerse la foto. Nos complace que el poder judicial una vez más reafirma que durante los últimos 244 años hemos sido, and seguiremos siendo, un país regido por ley y no por hombres. Feliz Día de la Independencia.”

“La decisión del Juez Kelly es una victoria enorme para los que buscan asilo y el estado de derecho,” dijo Mitchell Reich, abogado con Hogan Lovells quien argumentó el caso. “El Juez Kelly concluyó con razón que la administración no haya hecho sus deberes al promulgar esta regla. No escucharon a las partes interesadas y no dieron en ningún modo una explicación satisfactoria para ignorar procedimientos administrativos normales. Hogan Lovells tuvo el honor de estar junto con nuestro cliente en desafiar – y derrocar – esta política injustificada e ilegal.”

Lea la decisión aquí y la orden aquí.